35 semanas… Puedo esperarte un poco más. Pero no me hagas esperar mucho que ya te quiero demasiado.

35 semanas… Puedo esperarte un poco más. Pero no me hagas esperar mucho que ya te quiero demasiado.

everdawson:

Mi niña, con su chupete.


La preciosa Cass…

everdawson:

Mi niña, con su chupete.

La preciosa Cass…

(vía fildraconum)

“Nunca dejaré de sonreír, no mientras mi hija no deje de hacerlo, pues cuando mis labios no puedan sonreír, sonreiré en los suyos…”

Scorpius Malfoy (via everdawson)

(vía fildraconum)

poetryfromthemirror:

El pequeño Eliel tiene hipo…

poetryfromthemirror:

El pequeño Eliel tiene hipo…

Carpe Diem


"De todos los comienzos siempre debemos quedarnos con los finales. O, al menos, con parte de todas aquellas veces que ha acabado un día y, ¿sabéis por qué? Porque no acaba un día sin que comience otro.

Y eso es lo hermoso de acabar: que siempre hay un final que precede a un prólogo.

Hoy se cumplen dos años de un comienzo que sigue siendo final y prólogo cada día. Y, el día que decidí darle vida a Alhena, nunca pensé en el tiempo que me quedaría aquí. Esas cosas no deben pensarse porque, como tantas muchas veces dice Alhena por las enseñanzas de su padre y, como digo yo, hay que vivir el momento sin pensar en nada más o, lo que es lo mismo, “Carpe Diem”.

Y porque yo vivo el momento o, al menos lo intento, os escribo estoy hoy. Este no es un día para celebrar un año más porque debería celebrarse “un día más” todos los días desde aquel 7 de septiembre de 2012, pero quiero dedicaros unas cuantas palabras, por estar ahí:

La madrugada del 6 de septiembre nació una estrella y, la madrugada del 7 de septiembre de 2012, nació otra. Es casi como un regalo y, con el permiso de esos maravillosos escritores que escribieron algo tan hermoso, así voy a tomarlo.

Alhena cobró vida hace ya dos años, pero no empezó a vivir hasta que había quiénes querían darla vida leyendo su historia. Todo comenzó con el primer “Lumos” y sigue existiendo después del último “Nox” y me alegra saber que seguís ahí detrás, emocionándoos tanto como yo, riendo tanto como yo, haciendo crecer a Alhena tanto como yo porque, ¿qué es de un escritor sin sus lectores?

Desde su séptimo año, lleno de risas, secretos, lágrimas, peleas, amores, besos, amistad, abrazos… hasta su segundo año en la Academia de Aurores.

Ahora miro hacia atrás y me hace sonreír el ver la evolución de alguien existente solo en mi imaginación.

He querido mostrar el paso del tiempo en un personaje que he querido acercar a sus lectores tanto como lo he acercado a mí. Y creo que he conseguido hacer ver al menos el cambio del tiempo en la vida de alguien, cómo todo puede cambiar en un solo instante.

Desde la revelación de Arya, Alhena y Alzir como hermanos, hasta la fuga de Donovan de Azkaban y descubriéndose así el secreto de su familia.

Desde “Melodía de Estrellas” hasta Godric’s Hollow. Desde Hogwarts a la Academia… Son demasiados lugares, demasiados pasajes de una historia que ha avanzado mucho en tan solo dos años y que lo sigue haciendo. Ha sido maravilloso hacer que Alhena cumpliera sus sueños: reconciliarse con su hermana, comenzar su formación como Auror, casarse, tener su primera hija…

Son tantas cosas que es muy difícil plasmarlas aquí pero mencionaré todas esas cosas importantes tanto para Alhena como para mí. Sois muchos los que me habéis acompañado en esta historia, y muchos los que guardo en un lugar importante, por eso, os lo agradezco de corazón pues, sin vosotros, queridos lectores, compañeros y amigos, ni yo ni Alhena somos yo y Alhena:

Entre todos hemos logrado conseguir un “octavo libro de Harry Potter” que será tan infinito e inmenso como el significado de ese número ocho que es este libro que escribimos cada día, o como ese “Siempre” que es nuestro lema. Y os lo quiero agradecer así:

Gracias a “Arya” por haberme dicho aquel día que quería un personaje con el rostro que una vez pensé para Alhena y lograr así empezar nuestra trama secreta. Por estar siempre ahí y seguir dejándome ser su “Caja de Pandora”.

Gracias a “Vera” por aquel primer rol que comenzó siendo algo mínimo a lo que fue después. Por ser tú y por seguir siéndolo. Por esa hermosa amistad entre nuestros personajes.

Gracias a “Harry” por crear este maravilloso universo, por hacernos ver el tiempo en Harry Potter después de aquel epílogo en King’s Cross. Eres grande, mi querida escritora favorita.

Gracias a “Azariel” que, aunque no esté, siempre está y ya forma parte de la historia de Alhena tanto como los demás.

Gracias a “Scorpius” por ser “mi rubito”. Por haber creado entre los dos esa hermosa relación de amistad limpia y pura entre dos amigos que son hombre y mujer pero que se quieren tanto como lo que son, sin nada más puro que el amor de la amistad verdadera.

Gracias a “Rose” por ser la mejor amiga de Alhena, por actuar con tanta naturalidad y casi hacerme creer de verdad que nosotras también nos conocemos desde hace tanto como nuestros personajes.

Gracias a “Albus” por ser simplemente Albus.

Gracias a “Ever” por conseguir de la relación entre “Dawson” y “Dabney” algo tan único en lo que prevalece el amor por encima de todo y a pesar de todo. Y por conseguir que hasta haya un “#Dabson” del que ser seguidor. Gracias también a ella por aceptar ser mi “Drys” el día en que se lo pedí. Sabía que solo podría hacerlo así ella y nunca olvidaré que lo aceptara.

Gracias a “Alzir” por aceptar ser mi Alzir el día en que se lo pedí, por seguir la historia desde el principio, por ser como un hermano en otro rostro, “Adrian”. 

Gracias a “Aislinn” porque llevaba desde casi aquel día 7 de septiembre de 2012 inventando la historia de la amada prima adivina de Alhena y llego ella tiempo después diciéndome que ella lo sería. Sin duda, jamás habría encontrado a alguien mejor que ella para la dulce Aislinn.

Gracias a “Donovan” por lo que comenzó a ser, por ese secreto, y por seguir siendo secreto.

Gracias a “Leyre Daher” por estar ahí desde el principio, por llenarme de estrellas desde las sombras, al igual que “Brand”, que parecéis luces silenciosas inundándolo todo. Gracias también a “Eithan”, a “Katniss”, a “Lily”, a “Semyon”, a “Kenneth”…

Gracias a cada uno de mis lectores, a cada uno de mis compañeros, a cada uno de los personajes que formáis este pequeño gran mundo y, por qué no, gracias a todos los que alguna vez me odiaron o lo siguen haciendo. Gracias por emocionarme, por hacerme reír y llorar, por hacerme crecer. Gracias por hacer de mis días algo lleno de magia. Empecemos juntos otro año más y que hasta el tiempo sea nada comparado con estos próximos 365 días.

Todas las palabras son pocas para todo lo que merecéis.

Amigos, que nuestro lema siempre sea un SIEMPRE.”

Kreon by Stijn.